Ninguna mujer debería sentirse incompleta si no tiene un hijo

 

13901481_1109143009124995_3298990440085493094_nEl principio femenino de Shakti es la fuerza dinámica y creativa, es Pranashakti (líquido vital) o la naturaleza creativa.

Una mujer no se juzga fértil por el número de hijos que tiene, la fertilidad se debe expresar de la prosperidad interior y del saber traer abundancia en su propia vida y en la vida de los demás.

En una sociedad no machista como la nuestra,  las mujeres se hacían cargo de los niños que  alimentaban como si fueran suyos.

No existía el sentido de la propiedad o considerar a su propio hijo como “mio”,  era más bien  recibido como un regalo divino para toda la comunidad.

En nuestra sociedad las mujeres se consideran un “servicio” y nunca  han sido vistas como una representación terrenal de la gran madre.

Una mujer debería estar  únicamente al servicio de la madre naturaleza y no ceder a la voluntad de una sociedad que crea estereotipos de la forma en cómo debemos procrear, dar a luz y criar a nuestros hijos.

Hay mujeres que desean tener un hijo para sentirse aceptadas o amadas, o  peor aún para probarse a sí mismas que son “ verdaderas mujeres”.

Ningún niño traerá este conocimiento si antes no nos reconectamos con  la fuente divina de la creación.

Hay mujeres que siguen caminos espirituales profundos y que se han puesto al servicio divino y la de la comunidad, hacen un trabajo silencioso, no gritado, pero constante y consciente de sí mismas y luego lo difunden a otros.

Hoy estoy con estas mujeres valientes que han optado por sí mismas su propio camino y que reafirman cada día el poder de la creación a través del mayor regalo de la vida: el amor a cada una manifestación visible e invisible del cosmos entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

WhatsApp chat