Por que las mujeres tienen más que ganar del Tantra?

A menudo sucede que después de una sesión una cliente me dice ” deberías enseñar a los hombres cómo tocar a una mujer, nadie lo sabe.” O cuando hablo de Tantra  las mujeres me dicen “deberías informar a todos los hombres!” Ahora, después de al menos tres años de trabajo en el tantra de body work en todo el mundo, mi respuesta se está convirtiendo en ” los hombres de afuera son los hombres que tu tienes dentro. Cuando la mujer despierta su potencial erótico divino, los hombres que conoce, por un factor de resonancia, cambian”.

Si usted está interesada en mi consejo, no  espere a que cambien los hombres. Cambie Usted. Cuando ustedes conocerán lo que le gusta y de que son capaces,  cambiarán los modos y los tiempos de sus encuentros.

El 80% de los hombres declaran estar satisfechos con su vida sexual, ¿por qué deberían cambiar?

Por otro lado, sólo el 30% de las mujeres están completamente satisfechas y tienen un gran interés en hacerlo.

La primera razón es que este tipo de sexualidad, convencional, es perfecta para el varón, por su actitud instintiva y su placer físico sencillo y rápido. Buena para los hombres, pero poco funcional para la mujer.

La segunda razón es que, aunque aparentemente no hay alternativas, la mujer se queda atascado en el patrón repetitivo mecánico habitual. Y así, duda de sí misma, de su cuerpo, y termina olvidando su placer femenino.

Detrás de esto son evidentes las cicatrices de siglos de violencia, abusos, el sometimientos físicos y psicológicos, herencias culturales, sociales y religiosas respecto las mujeres y su feminidad.

En mi opinión, ahora el viento está cambiando, y cómo todo es cíclico y en expansión, por lo que la fuerza del principio femenino volverá a equilibrarse con la del principio masculino de estos tiempos. El aumento del número de mujeres despiertas aumentará  la conciencia femenina y será el comienzo de una nueva era, en busca de un nuevo equilibrio.

Por esto les hablo del Tantra como una alternativa a la sexualidad convencional. Como el camino para volver a descubrir la diosa interior olvidada.

Los pueblos tántricos eran comunidad matriarcal, donde las mujeres se consideraban Diosas. Todas las mujeres tántricas sabían  utilizar la energía vital de la sexualidad para su propio bienestar y para fines espirituales. Recibían una educación específica para esto desde la adolescencia. Tantra contiene una gran cantidad de información detallada acerca de la sexualidad, bajo el aspecto  físico, emocional y energético. Somos seres naturalmente sensuales, la mujer con algo más: una mayor facilidad en la canalización de energía, en alcanzar estados de éxtasis de placer, que entran en la experiencia divina. Dones innatos como el poder ser madre y crecer en su seno una nueva conciencia.

Por eso digo que las mujeres tienen más que ganar del Tantra que los hombres, debido a que tienen la posibilidad de despertar la diosa, recordando su antigua naturaleza. Esto es lo que se hace en  tantra body work: para despertar a la diosa.

Cuando la cliente tiene la primera sesión de body work se da cuenta de que su respiración es corta y está en el pecho, se da cuenta de que generalmente está poco conectada con su cuerpo, como a la altura de las piernas siempre hay un control inconsciente a cerrar, como el abdomen y la pelvis están tensos, densos, los músculos vaginales débiles y la boca constantemente cerrada.

Sin contar con los  problemas eventuales con su cuerpo o con la energía masculina, con recuerdos de  viejas relaciones, bloqueos familiares y traumas.

La diosa queda olvidada en estas capas oscuras de  falta de conciencia, falta de conexión durante la relación sexual. Entonces cómo sorprenderse de que “no está funcionando?”, que la culpa sea de los dos hombres como para pensar que la solución está “fuera” de nosotros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

WhatsApp chat